Flotabilidad

Posted by Ricardo Castillo 12/05/2020 0 Comment(s)

 

FLOTABILIDAD

La maestría de la flotabilidad es un arte que parece complicado, pero en realidad es un proceso bastante simple si se entiende. Tiene que ver con la física y la mecánica de los fluidos. Este artículo no es una clase ni pretende ser una guía para que los buzos aprendan flotabilidad, para eso existen cursos que pueden tomar con muchos instructores que son genios en dominar este arte de la ingravidez.

 

PRINCIPIO DE ARQUÍMIDES

 

Materia: Física-Mecánica de Fluidos
Habilidad: Flotabilidad

 

«Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo experimenta un empuje vertical hacia arriba igual al peso del fluido que desplaza (fuerza de flotación)».


Esta fuerza recibe el nombre de empuje hidrostático o de Arquímedes y se mide en newtons.

 

Fórmula: 

 

E = empuje [N].

Pe = es el peso específico del fluido [N/m^3].

ρf = es la densidad del fluido.

V = el «volumen de fluido desplazado» por algún cuerpo sumergido parcial o totalmente en el mismo.

g = la aceleración de la gravedad.

 

 

De este modo, el empuje depende de la densidad del fluido, del volumen del cuerpo y de la gravedad existente en ese lugar. El empuje (en condiciones normales y descrito de modo simplificado​) actúa verticalmente hacia arriba y está aplicado en el centro de gravedad del cuerpo.

 

Cuando inflamos y desinflamos el BCD o chaleco alteramos nuestra flotabilidad aumentando o disminuyendo la cantidad de gas contenido en la vejiga del chaleco, en consecuencia, alteramos el volumen del fluido que desplazamos por lo que podemos manipular si nos hundimos, flotamos en superficie o mantener flotabilidad neutra durante nuestro buceo.

 

MANEJO DE LA FLOTABILIDAD

 

El manejo de la flotabilidad es una de las habilidades que más tiempo lleva dominar y controlar cuando empiezas a practicar este deporte-ciencia llamado buceo; entender el proceso y los factores que se involucran con la flotabilidad facilita y le permite al buzo alcanzar el dominio de esta habilidad más rápido.

 

El manejo de la flotabilidad es una combinación precisa de los siguientes factores:

- Buzo

- Protección térmica

- Lastre

- Mecánica de Respiración

- Factores extras

Si alguno de estos factores se ve afectado, la flotabilidad del buzo cambia, es un error pensar que la flotabilidad y la cantidad de lastre que usamos es algo constante y estático, la flotabilidad es un proceso dinámico que requiere ajustes constantemente y es necesario entender las demandas diversas de cada situación de buceo para conseguir la flotabilidad perfecta (sí se puede, aunque parezca difícil, no lo es).

 

El dominio de la flotabilidad contribuye a:

- Optimizar el consumo de gas

- Menor cansancio

- Mayor comodidad

- Mayor seguridad

- Mejor sentido de la orientación

- Mejores interacciones con la vida marina

- Mejores fotografías y videos

 

No dominar la flotabilidad contribuye a:

- Mayor consumo de gas

- Mayor cansancio

- Menos comodidad

- Menos seguridad

- Mal sentido de la orientación

- Malas interacciones con la vida marina

- Malas fotografías y videos

 

FACTORES QUE AFECTAN LA FLOTABILIDAD

 

Buzo: Amigos, sin entrar en los problemas de salud que implica la obesidad, si tienen sobre peso flotan más, así de simple. El tejido graso en comparación a la masa muscular magra nos hace desplazar más agua ya que la densidad del tejido adiposo es menor que en el músculo, en pocas palabras, la gordura flota, si existe sobre peso necesitas más lastre para hundirte, manténganse en forma y saludables y necesitaran menos lastre.

 

Protección térmica: La cantidad de milímetros de neopreno es directamente proporcional a la flotabilidad positiva, más neopreno, más flotabilidad. Una fórmula aproximada para calcular la cantidad de lastre necesario de acuerdo con su neopreno es que por cada milímetro de neopreno son 2lbs/1kg de plomo, es decir, si usan un neopreno de 5mm deben usar 10lbs/5kg de plomo MÁS las libras necesarias por su anatomía. Comúnmente se usan entre 12lbs/6kg a 16lbs/8kg de plomo con un neopreno de 5mm. Existe una diferencia si su neopreno es nuevo o tiene muchos buceos, el neopreno pierde elasticidad, grosor y “flotabilidad” a medida que se va gastando y haciendo viejo, por lo tanto, debemos ir ajustando la cantidad de lastre de acuerdo con el desgaste que nuestro neopreno va teniendo.

Con el uso traje seco es necesario una cantidad de lastre mayor a la que se usa con neopreno, el manejo de traje seco requiere de entrenamiento formal, si les interesa aprender a usar el traje seco con mucho gusto me pueden mandar un mail para tomar el curso.

 

Lastre: La cantidad y posición de lastre para dominar la flotabilidad es fundamental. Es muy frustrante subir a una lancha y que un buzo que tiene más de 10 años de “experiencia” siga preguntando ¿cuántos plomos me pongo? WTF!!! Eso significa que llevan 10 años sin entender uno de los principios fundamentales de seguridad en el buceo.

Una cantidad de lastre menor a la necesaria implica que el buzo pase toda la inmersión batallando para mantener la profundidad o termine peleando cerca de la superficie por querer mantenerse sumergido con el riesgo que implica perder su parada de seguridad o de descompresión. Una cantidad de lastre mayor a la necesaria implica que el buzo haga un sobreesfuerzo, se canse, hiperventile y le sea muy difícil mantener su flotabilidad. Existe un rumor que dice que es mejor estar sobre lastrado y definitivamente es una MENTIRA ¡NO ES MEJOR ESTAR SOBRE LASTRADO! La única manera de bucear es con la cantidad de lastre CORRECTO, es importante que los buzos conozcan y entiendan cual es la cantidad de lastre adecuada para realizar cualquier inmersión. El dominio de la flotabilidad debe de ser, sin lugar a duda, uno de los objetivos principales de cualquier buzo que busca la excelencia.

Una de las técnicas más efectivas que tenemos para empezar a entender el principio de la flotabilidad es la habilidad que se enseña en el curso de Open Water para el lastrado correcto del buzo “El buzo completamente equipado, en superficie flotar a la altura de los ojos con el BCD vacío y aguantando una respiración normal, al exhalar deberías hundirte lentamente”. (Ojo, si estas usando tanque de aluminio es importante que hagas esta prueba cuando el tanque tiene menos de 1000psi / 70BAR).

 

 

La colocación y distribución de lastre determina la posición del buzo, existen muchas maneras de distribuir el lastre y esto va a afectar directamente la posición o “trim” del buzo durante la inmersión.

 

BCD: El BCD o chaleco compensador es una pieza fundamental para el control de la flotabilidad, bucear con los BCD tipo “chaleco” para un buzo avanzado es un absoluto despropósito, no importa todas las cosas lindas que les hayan platicado para vendérselos estos no están diseñados de manera óptima para proporcionar al buzo la ayuda y facilidad para una posición correcta debajo del agua, la utilidad de esos chalecos para hacer un discover o enseñar un curso de Open Water es evidente, pero ahí deben quedarse, son herramientas perfectas para quien esta empezando y necesita usar la bicicleta con las “llantitas” pero un buzo que emprende una carrera en busca de convertirse en un buzo de experiencia, fotógrafo, o buzo técnico debe entender que hay que deshacerse de ese sistema diseñado para los muy principiantes y decidirse a dar el salto a los BCD tipo ala o dona y la razón es muy simple, la distribución del aire en un ala es uniforme y no se acumula en la parte superior de los hombros, ayuda a tener una buena posición y una buena flotabilidad. Si quieren mejorar su posición y flotabilidad es momento de que piensen en cambiar a unas alas como su BCD.

 

 

MECÁNICA DE LA RESPIRACIÓN

 

La mecánica de la respiración es una herramienta de precisión para dominar la flotabilidad y entender nuestra respiración de manera consciente nos permite manipularla de forma que afecte directamente nuestra flotabilidad. Este proceso de respirar es tan simple que ni siquiera somos conscientes de realizarlo permanentemente, la mecánica de la respiración durante el buceo debería de ser exactamente igual a la respiración que realizamos de manera cotidiana en superficie y no debe de alterarse de manera significativa si el buzo quiere dominar la flotabilidad.

La mecánica de la respiración se realiza cuando la persona llega a un máximo de inhalación y comienza la exhalación llegando a un máximo de exhalación, el tiempo durante este proceso debe de ser constante. Si la persona que respira altera de manera significativa la cantidad de gas que inhala o la cantidad de gas que exhala o el tiempo que pasa entre estos puntos máximos va a alterar de manera significativa su flotabilidad.

 

 

Es importante entender que en el momento que tenemos una respiración constante nuestra flotabilidad va a mejorar significativamente y si por alguna razón debajo del agua notamos que nuestra respiración se ve afectada y nos hacemos conscientes de esta alteración debemos corregir rápidamente para volver a tener un ritmo de respiración constante. Es fundamental aprender a “ANTICIPAR LOS CAMBIOS DE FLOTABILIDAD” y estar consciente que si tengo que ascender o descender debo anticiparme al escenario que viene para entonces comenzar a hacer los ajustes necesarios en el volumen de gas en mi BCD y hacer un pequeño ajuste en el volumen de gas en mis pulmones a través de la respiración para que mi flotabilidad no se vea afectada de manera drástica.

 

La respiración es el ajuste fino que hacemos para manipular nuestra flotabilidad, es decir, en el momento que usamos el equipo óptimo que nos ayuda a dominar la flotabilidad como son una ala o dona, el lastre correcto para cubrir las necesidades de neopreno y anatomía del buzo nos queda combinar todo esto con la respiración, si entendemos que este proceso mecánico sirve para manipular nuestra flotabilidad entonces empezaremos a mantener la flotabilidad neutra sin mayor trabajo y llegará el momento en que puedan dominar la posición y el entorno aunque sea a centímetros del fondo o del techo, o podrán ver en la grafica de su computadora que hicieron la parada de seguridad exactamente durante 3 minutos a 15ft / 5m de profundidad sin ninguna variación.

 

FACTORES EXTRAS

 

Existen otros factores como las cámaras, scooters, herramientas, etc… que pueden afectar la flotabilidad, lo importante para contribuir al dominio de la flotabilidad es entender los requieremientos de cada buceo y diseñar nuestra inmersión en función de esos requierimientos, hay que entender que el equipo de buceo son herramientas y debemos usar, como dicen en inglés “The right tool for the right job in the right way” seleccionar la herramienta correcta para realizar el trabajo de manera correcta, no hay que pensar que todos los equipos de buceo funcionan para todos los trabajos bajo el agua, la posición, cantidad y configuración de lastre debe seleccionarse en función de la tarea que vamos a realizar.

Existe otro factor extra que tiene que ver con el lugar en el que estamos buceando, bucear en agua dulce o agua salada también afecta la flotabilidad, en agua dulce se requiere menos lastre que en agua salada, recuerden que la densidad del agua dulce es 1000 kg/m3 y del agua salada 1027 kg/m3 por lo que en agua salada “flotas más” porque es un liquido de mayor densidad.

 

CONCLUSIONES

 

- La flotabilidad es dinámica y debe diseñarse y configurarse de acuerdo a las necesidades y demadas de nuestro buceo.

- Dominar la flotabilidad, primero, es un asunto de seguridad y segundo le va a dar al buzo mayor confort y confianza al realizar sus inmersiones.

- Es importante entender que la flotabilidad es una combinación de diversos factores y principios que bien entendidos y aplicados dan como reslutado el dominio de la flotabilidad.

- El entrenamiento formal es la mejor forma y el camino más corto para tener éxito en dominar la flotabilidad.

- El equipo adecuado es necesario si se quiere dominar la flotabilidad y posición.

- El proceso mecánico de la respiración es una herramienta de precisión fundamental para dominar la flotabilidad.

- La práctica consciente de la respiración da como resultado el dominio de la flotabilidad.

 

Safe Diving! 

 

RICARDO CASTILLO M

Instructor de buceo deportivo y buceo técnico:

Nº. 386 NSS-CDS (National Speleological Society)

Nº. 13580 SDI (Scuba Diving International)

Nº. 13580 TDI (Technical Diving International)

Nº. 8308 IANTD (International Association of Nitrox and Technical Divers)

Nº. 339806 PADI (Professional Association of Diving Instructors)

Nº. 14919 DAN (Divers Alert Network)

Leave a Comment